SELLO DE IGUALDAD DE GÉNERO

El sello de igualdad de género es una herramienta para avanzarla agenda de desarrollo sostenible y fomentar un desempeño empresarial

El Sello de Igualdad de Género para Empresas Públicas y Privadas (SIG) es un programa innovador que comenzó en América Latina en 2009. Involucra al sector privado con el propósito de poner en marcha estándares de excelencia para promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en el mundo empresarial.

El SIG es una herramienta a través de la que empresas públicas y privadas contribuyen al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (en particular los ODS 5, 8, 10 y 17) al reducir las brechas de género, fomentar la igualdad y la competitividad de género simultáneamente, y promover un crecimiento justo, inclusivo y sostenible.

Al día de hoy la comunidad del SIG está conformada por 14 países de América Latina y el Caribe (11 programas activos) y más de 600 empresas, con más de 1.900 sucursales y unidades de negocios certificadas. Esto se traduce en impactos positivos para más de 1.5 millones de trabajadores y trabajadoras. Desde 2016, esta iniciativa está en proceso de globalización, iniciando la consolidación de SIGs en más de 15 países en África, Asia-Pacífico, Europa Oriental, CEI y los Estados Árabes.

El sector privado desempeña un papel clave para abordar las disparidades de género en el mundo empresarial. El programa ha creado una asociación dinámica entre el sector privado, el sector público, los sindicatos y el PNUD a través de una herramienta de política pública, que fomenta un diálogo constructivo, invita a las empresas a pasar del compromiso a la acción y proporciona pruebas sólidas de los esfuerzos de integración de la perspectiva de género para abordar las desigualdades más apremiantes.

El desafío: Las Desigualdades de Género en el Mundo del Trabajo

  • Al ritmo actual, llevará más de 200 años cerrar la brecha económica de género.
  • El 49% de las mujeres participa en la fuerza laboral, en comparación con el 76% de los hombres.
  • Por cada dólar que ganan los hombres, las mujeres ganan 80 centavos de dólar.
  • Menos del 5% de CEOs en grandes empresas son mujeres.
  • Una de cada tres mujeres ha sido acosada sexualmente en el trabajo.
  • Las mujeres realizan el 75% del trabajo de cuidado no remunerado.
  • Más de la mitad de las mujeres en el mundo tienen empleos informales, con bajos salarios y sin protección social.

Fuentes: ILO (2017), ILO (2016), Catalyst (2017)

El Caso de Negocios de la Igualdad de Género

  • Cerrar la brecha de género en la participación económica en un 25% para 2025, podría aumentar el PIB global en $5.3 billones de dólares (Foro Económico Mundial, 2017).
  • Las mujeres controlan el 65% del gasto de los hogares, y su gasto en consumo global se estima en $40 billones de dólares (Catalyst, 2015 y HBR, 2009).
  • Las empresas más diversas obtienen en promedio un 38% más de ganancias por las ventas de nuevos productos y servicios (BCG – Technical University of Münich, 2017).
  • Las empresas con juntas directivas con balance de género y un liderazgo femenino más sólido reportan en promedio mayores rendimiento del patrimonio ROE, ventas ROS y capital invertido ROIC (MSCI, 2015 y Catalyst, 2011).

Las empresas se comprometen a lograr la igualdad de género transformando el ADN corporativo

Al incorporar la perspectiva de género en el sistema de gestión organizacional, las empresas integran medidas integrales para cambiar su estructura y su cultura, creando condiciones más justas y decentes para los y las trabajadoras.

El objetivo es desarrollar una estrategia corporativa, donde las empresas se comprometan a:

  • Detectar y eliminar brechas salariales de género.
  • Aumentar la participación de la mujer en posiciones de liderazgo y de toma de decisiones.
  • Desarrollar e implementar políticas para mejorar el equilibrio de la vida laboral y personal con corresponsabilidad.
  • Incrementar la presencia de mujeres en ocupaciones tradicionalmente masculinas, y la presencia de hombres en ocupaciones tradicionalmente femeninas.
  • Erradicar el acoso sexual y en razón de sexo en el lugar de trabajo.
  • Usar comunicación incluyente y no sexista interna y externamente.
  • Promover a las mujeres en los negocios y la igualdad de género en las cadenas de valor.

¿Cómo funciona?

El PNUD promueve el desarrollo de dos tipos de sellos basados en alianzas transformadoras. En primer lugar, los programas nacionales de certificación de propiedad de los gobiernos, personalizados según el contexto particular de cada país. Y segundo, el Sello de Igualdad de Género para Compañías Multinacionales (GES4MNCs), diseñado para empresas con operaciones regionales y/ o globales, y para aquellas ubicadas en países sin programas nacionales de certificación.

En ambos casos, el SIG es un programa voluntario basado en el desarrollo de un Sistema Integrado de Gestión de la Igualdad de Género (SGIG). Para implementar el SGIG, las empresas realizan un auto-diagnóstico, desarrollan capacidades en materia de género, adoptan una política de igualdad de género y ejecutan un plan de acción para cerrar brechas de género en el lugar de trabajo. Una vez que las empresas implementan este conjunto de medidas y acciones, un tercero verifica los resultados obtenidos y el grado de cumplimiento de los requisitos y estándares establecidos. A partir de esta calificación, se otorga un Sello de Igualdad de Género (SIG) como un símbolo que reconoce el logro de la igualdad de género en el mundo empresarial.

En línea con el nivel de cumplimiento de los estándares, la compañía será reconocida con un Sello Bronce, que simboliza su compromiso con el cierre de brechas y la promoción de la igualdad de género; un Sello Plata, que simboliza que está implementando efectivamente acciones para cerrar las brechas de género; o un Sello Oro cuando se demuestra el cierre efectivo y sistemático de las brechas de género en la organización.

El Valor Agregado del PNUD

El SIG es una herramienta innovadora que ayuda a las empresas a aumentar la satisfacción de trabajadoras y trabajadores, a aprovechar el potencial de todo el personal (sin importar su sexo) y tener un entorno laboral más justo, inclusivo, saludable e igualitario. Se basa en un marco normativo internacional sólido fundamentado en Convenciones de la OIT, regulaciones internacionales sobre los derechos humanos y los derechos de las mujeres, los Principios de Empoderamiento de las Mujeres y prácticas de negocios sostenibles.

El programa proporciona instrumentos para la puesta en marcha de prácticas más sostenibles con evidencia sólida para demostrar los resultados al personal, accionistas y otras partes interesadas en línea con las prácticas de sostenibilidad corporativa. Por lo tanto, fomenta una buena reputación y la responsabilidad de las empresas en materia de sostenibilidad social. La presencia global del PNUD facilita la fertilización cruzada entre empresas de diversas industrias y regiones. El GES4MNCs también es un instrumento vinculado a los ODS a otras iniciativas corporativas, como las Plataformas de ODS y el SDGImpact.

Adicionalmente, el PNUD apoya el desarrollo de políticas, proporciona asesoría técnica y herramientas a las instituciones gubernamentales y al sector privado para implementar el SIG. Una de las herramientas más innovadoras desarrolladas es una herramienta digital llamada [email protected], que facilita el proceso de diagnóstico y ayuda a identificar, revelar y cuantificar las brechas de género en las empresas y organizaciones. La herramienta recopila datos cuantitativos y cualitativos a través de un autodiagnóstico y una encuesta de opinión, produciendo una batería de KPIs para medir las brechas de género que se sintetizan en el Índice de Igualdad de Género (IIG) que mide el grado de igualdad de la organización.

10 Pasos para obtener el Sello de Igualdad de Género

  • 1. Expresar el compromiso con la Igualdad de Género y con el programa

  • 2. Establecer un comité de igualdad de género en la empresa

  • 3. Sensibilizar y capacitar a la alta dirección y al personal

  • 4. Conducir un diagnóstico organizacional sensible al género

  • 5. Desarrollar una política de igualdad de género y el plan de acción

  • 6. Implementar el plan de igualdad de género

  • 7. Realizar una auditoria externas o proceso de verificación para obtener la certificación o el reconocimiento

  • 8. Ser galardonada con el Sello de Igualdad de Género

  • 9. Monitorear el progreso y asegurar calidad

  • 10. Tomar medidas para la mejora continua y mantener el Sello de Igualdad de Género

Para más información:

Programa de las Naciones Unidas para el desarrollo

http://www.undp.org

[email protected]